Saltar al contenido

Castillo de Lamas

El Castillo de Lamas es la atracción turística de la Ciudad de Lamas más visitada tanto por turistas nacionales como extranjeros y es que más de uno se siente intrigado por conocer el único castillo en la selva de Perú y sus secretos.

Castillo de Lamas

¿Qué ver?

Basta con acercarnos a la entrada del Castillo de Lamas para que la escultura de un dragón nos de la bienvenida desde una de sus torres, lo que engranda aún más la apariencia medieval de esta construcción.

También es posible visualizar desde el exterior la escultura de un arcángel ubicado en otra de las torres del castillo.

Una vez dentro encontrarás gran variedad de cuadros y pinturas ubicados tanto en las paredes como en los techos así que abre bien los ojos.

Unos pocos metros más te toparás con la piscina del castillo y la escultura de la cabeza de un caballo que simula beber agua de la piscina.

castillo de lamas por dentro

Mucho cuidado con llevar tu ropa de baño ya que está prohibido el ingreso al agua.

Continuando el recorrido llegarás a otras salas con más pinturas de estilo medieval y la escalera que lleva al siguiente nivel.

Antes de subir verás dos esculturas de hierro que no guardan relación con el resto, hay quienes lo llaman el duende del Castillo de Lamas pero según la leyenda popular sería el Chullachaqui, una criatura popular en la ficción de la selva peruana.

duende del castillo de lamas

Los niveles siguientes te darán acceso a las torres, las cuáles sirven como miradores del Castillo desde donde ver el pueblo de Lamas, sus paisajes naturales, el río Mayo y el río Tarapoto.

Tours guiados

Debido a su cercanía con la ciudad de Tarapoto es que siempre encontrarás excursiones hacia la ciudad de Lamas que incluyen dentro de su itinerario la visita al Castillo.

Teniendo en cuenta que el Castillo de Lamas se puede recorrer con tranquilidad en 1 hora, reservar una excursión te permitirá aprovechar mejor tu tiempo y dinero.

Historia

Para quienes saben un poco de historia universal entenderán que los castillos son construcciones clásicas de la época medieval europea, lo que hace que el Castillo de Lamas destaque por dos motivos.

Empecemos por lo obvio, no se encuentra en Europa sino en Perú y más importante aún es que su construcción data del siglo XXI.

Siendo más exactos, la construcción del Castillo de Lamas inició en el año 2005 por orden del empresario italiano Nicola Felice Aquilano como su vivienda personal.

Durante sus primeros años sirvió única y exclusivamente como hogar de Nicola Felice quien, según cuentan las historias, recibía muchos pedidos para que se aperture al público.

Eventualmente el empresario aceptó y es en ese entonces cuando nace el Castillo de Lamas como atractivo turístico.

Hoy en día se ha convertido en uno de los principales lugares turísticos de la ciudad de Lamas y una parada infaltable en tu itinerario de viaje.

Mejor época para visitar

Al Castillo de Lamas se puede ir en cualquier mes del año aunque hay que destacar la temporada de lluvias que ocurre de diciembre a marzo en la zona.

Para algunos puede ser perjudicial mientras que para otros resulta un momento refrescante.

vista panoramica desde castillo de lamas

Además, buena parte de la visita al Castillo se realiza sobre áreas techadas así que no sería un gran inconveniente.

Por otro lado, si lo que buscas son días mayormente soleados con pocas o nulas lluvias lo mejor es ir entre los meses de julio y agosto.

Cómo llegar

Tal como mencioné anteriormente, lo más conveniente es contratar un tour a Lamas pero si quieres ir por tu cuenta aquí te explico cómo.

El primer paso para ir al Castillo de Lamas sin tour es llegar a Tarapoto, desde ahí tendrás que desplazarte al paradero de autos a Lamas ubicado en la Avenida Alfonso Ugarte 1060 a 12 cuadras de la Plaza de Armas de Tarapoto.

Una mototaxi desde el centro de Tarapoto te cobrará S/ 3 – S/ 4.

Una vez ahí encontrarás varios taxis colectivos y una que otra mini-van con destino a Lamas, sube al que veas más lleno y emprende tu viaje.

Estos autos parten a Lamas apenas estén llenos, tienen un costo de S/ 10 por persona y su trayecto dura 30 minutos aproximadamente.

Lo normal es que te dejen a un par de cuadras del castillo pero puedes negociar con el conductor para que te deje justo en la puerta.

Información importante para tu viaje

Quizás te parece que hay mucho por conocer sobre el castillo, así que aquí he preparado un resumen con lo más importante para tu visita.

El horario de atención del Castillo de Lamas es Lunes a Domingo de 09:00 a 18:30 horas.

La tarifa de ingreso al Castillo de Lamas es de S/ 8 para adultos y S/ 4 niños. Este costo suele estar incluido al contratar un tour a Lamas desde Tarapoto.

El Castillo de Lamas se ubica en el Jirón Martín de la Riva y Herrera, ciudad de Lamas, Región San Martín, Perú (ver mapa inferior).

Geográficamente se encuentra a 22 kilómetros de la ciudad de Tarapoto.

Preparar tu maleta para ir al Castillo de Lamas es de lo más sencillo. Solo necesitas unas zapatillas cómodas y repelente contra mosquitos.

Si además vas a caminar por la ciudad te vendría bien el uso de bloqueador solar y un poncho para la lluvia.

Está prohibido ingerir agua o alimentos dentro del castillo, también está prohibido ingresar a la pisicna.

En las instalaciones del Castillo de Lamas encontrarás el restaurante “Café d’Mundo”, un restaurante especializado en pizza artesanal y pastas.

Además, cerca de la boletería está a la venta los libros con la historia del Castillo de Lamas.

El Castillo de Lamas no cuenta con estacionamiento aunque algunos visitantes de la región estilan dejar sus motos en los alrededores.

¿Vale la pena? Opiniones

De haber llegado hasta aquí es porque tienes dudas sobre incluir el Castillo de Lamas en tu itinerario de viaje así que déjame ayudarte con tu decisión en base a mi propia experiencia.

El Castillo propiamente es una obra imponente que sobresale en la ciudad, no verlo es casi imposible.

Su interior ha sido diseñado para brindar un ambiente medieval similar al de los castillos europeos y añade otros elementos propios del Perú para darle un toque único.

Sin embargo, lo que te deja sin aliento son sus vistas de los paisajes naturales. No hace falta ser experto en fotografía para darse cuenta el contraste del Castillo de Lamas con la naturaleza crea unas fotos de lo más alucinantes.

Ahora, como aspecto negativo tiene la falta de una explicación detallada del castillo – a menos que compres su libro o vayas con un guía.

Tampoco se puede ingresar a todo el castillo ya que hay una zona destinada exclusivamente como casa de Nicola Felice y su familia.